Oración para el trabajo

Actualmente, nos vemos afectados por el amplio mercado laboral y sus competencias. Puesto que, dentro del trabajo siempre existirán desafíos, que de una u otra manera al principio nos cuestan. Es por esa razón que, hoy te enseñaremos la oración para el trabajo. De esta forma, aprenderás a superar todos los retos del día a día.

Cree en Dios y ten fe

Oración para el trabajo

En primer lugar, debemos siempre de colocar a Dios en nuestro camino. Pues, él es el único que sabe realmente nuestro destino. Por eso, no dudes siempre invocar su palabra, en cualquier obstáculo que se te llegase a presentar. Ya que, para nadie es un secreto que el trabajo sea de oficina o de calle, estará presente de estrés, competencias y retos. Por lo tanto, la mejor manera de iniciar tu rutina laboral, es con una valiosa oración para el trabajo.

Sin duda alguna, el orar, meditar, rezar o simplemente conversar con Dios a diario, nos ayudará abrir todos los caminos. Entonces, para comenzar la oración para el trabajo es importante, pedirle perdón a nuestro creador por todos nuestros pecados.

Posteriormente, luego de haber pedido perdón, empieza a implorar tus deseos laborales.
No obstante, muchas personas por lo general, acostumbran a pedirle a Dios primero sus deseos y no a reconocer sus pecados. También, utilizan a Nuestro Creador como última alternativa. Pero, es lamentable informar que lo que están haciendo, es un grave error. Puesto que, es cierto que Dios no juzga a sus hijos, pero las personas por naturaleza somos pecadoras. Por eso, creer en el Santísimo es tarea de todos los días.

Oración para el trabajo

Como anteriormente dijimos, si te encuentras en una situación de estrés y conflicto laboral. Entonces, esta oración para el trabajo es la recomendada para ti. A continuación, presta mucha atención a la siguiente plegaria:

“Querido Dios, amado mío, hoy vengo a pedirte ayuda con esta oración para el trabajo. Primeramente, te pido perdón por todos mis pecados que hasta hoy he cometido. Igualmente, como Adán que cometió el pecado de desobedecerte, asimismo he hecho yo. Por eso, te he fallado Padre, perdóname y no dejes que me involucre en trabajos penosos durante mi vida.

Por esa razón, Padre celestial te aclamo y pido que me escuches, ten misericordia de mis ruegos. Señor, fíjate en todas las malas acciones y la opresiones que dominan al trabajador. Por eso, te pido que por favor me libres de ese mal. Asimismo, Padre te imploro que nunca me abandones. Ya que, tu solo sabes hacer justicia para el empleado. Y sabes, todas las penurias que en la calle pasa un desempleado. Además, conoces las injusticias y sabes quienes son las personas capaces de despedir a una persona de su trabajo.

Te pido por favor, que me llenes de sabiduría humana, para que la envidia de otros no perjudique el fruto de mi trabajo. De igual manera, te imploro que me mantengas alejado/a de los jefes malvados. Aquellos, que tratan con brutalidad a sus empleados, oprimiéndolos de trabajos forzosos. Además, obligándolos hacer actividades que solo ellos, obtienen beneficios. Asimismo, Dios no permitas que mi vida sea amargada por un trabajo esclavizante.

No dudo en ningún momento, que tu justicia es sagrada y divina. Por eso, así tuviese el mejor empleo del planeta. Eternamente, te dedicare esta oración para el trabajo. Al mismo tiempo, obedeceré todos tus mandamientos. Amén.”

San Judas Tadeo, el santo para el trabajo

Por otra parte, si estas en búsqueda de un empleo digno y honrado. Entonces, la oración para el trabajo de San Judas Tadeo, es la ideal para ti. Puesto que, con esta plegaria a San Judas muchas personas han optado para conseguir un empleo. Por lo tanto, realiza esta oración a diario durante el periodo que te encuentras desempleado.

“Mediador en todos los problemas difíciles, sé que eres tú San Judas Tadeo. Por eso, en esta oportunidad te pido que, me consigas un trabajo que yo pueda realizar. Ya que, necesito que mi familia y yo no pasemos más necesidades en la vida. Además, ayúdame a conservarlo a pesar de cualquier dificultad y adversidad. Por eso, tu intersección será mi guía y prometo serte fiel y devoto, como muestra de mi gratitud hacia tus favores. Amén”

¡La justicia divina, siempre llega cuando menos lo esperas!

Oración para el trabajo

Para finalizar, este agradable tema debemos de recordarte que debes de realizar las oraciones a diario. Puesto que, entre más creas en Dios y San Judas Tadeo, la ayuda celestial vendrá ante ti, cuando menos lo imagines. Por eso, Cree, Reza y ten fe.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *