Cómo hacer pactos satánicos con el diablo

Para muchas personas realizar un pacto o negocio es de interés porque con ello se busca alcanzar un objetivo. Pero pactar con el diablo puede asegurarte amor, fortuna, etc. A continuación te mostraremos como hacer pactos satánicos de forma fácil y efectiva.

Pacta con Satanás

pactos satánicos

Antes de iniciar los pactos satánicos, debes tener claro que no se trata de venderle el alma al diablo. ¡No! Para nada. Es solo una alianza o acuerdo que logras con Satanás para obtener beneficios, por ejemplo: fuerzas.

Para la devoción hacia el diablo u otro demonio, lo importante es que dejes a un lado las creencias cristianas. Haz tu alianza con Satanás, establece tu ritual de iniciación y alinea tu camino al satanismo.

Comenzar en el mundo de los pactos satánicos es muy sencillo. Para ser satanista no requieres obligatoriamente iniciar el camino en grupo. Si lo que quieres ser es satanista independiente, entonces establece tu propio ritual. Para ello te recomendamos que sea un acto personal y revelador.

¿Cómo hacer pactos satánicos?

Ya hemos hablado de que negociar con el diablo resulta beneficioso cuando de alcanzar objetivos se trata. Pero, ¿cómo hacerlo? Con planificación, paz y enfoque.

Crea tu ritual personal al menos 30 días antes de la fase de luna llena, así aprovecharás a este astro. Planifica durante ese tiempo cada una de tus intenciones e investiga todo lo relacionado con Satanás. Debes conocerlo muy bien.

Lo ideal es que todo lo hagas paso por paso para que el ritual sea efectivo, legítimo. No se trata de firmar cualquier negocio, se trata de pactar con una fuerza poderosa.
Para que tu pacto funcione, requerirás de un espacio acorde en el que solo estés tú. También necesitarás tener claras las razones por las cuales deseas hacer un pacto con el diablo. En este punto, te aconsejamos que tomes papel y lápiz y escribas cada una de tus intenciones.

Recrea con imágenes diabólicas el espacio escogido para tu iniciación satánica, así estarás familiarizándote con el que será tu socio. Ubica herramientas sencillas como incienso y velas negras.

Cuando inicie la noche de luna llena ejecuta tu ritual satánico. Vístete de color negro y empieza a invocar a Satanás para vincularte con su fuerza.

Al diablo no se le engaña, como dice por ahí: más sabe el diablo por viejo que por diablo. Así que concéntrate durante el ritual, hazlo con honestidad, fidelidad y legitimidad para lograr tus propósitos.

 Invocando a Satanás

Cuando se trata de iniciar un satanismo independiente y con ello realizar todo tipo de pactos satánicos, crea una invocación. Te daremos un sencillo ejemplo de cómo puedes invocar al diablo y lograr ser atendido por el Rey del Abismo.

El llamado debe ser claro, contundente. “Satanás, Rey del Abismo, te invoco en este momento, en este lugar. Llamo a tu poderosa fuerza para que sea testigo de este pacto que firmaré contigo. Ven y quédate aquí, en este sagrado lugar”.
Cuando realices la invocación, enciende las velas negras y activa el incienso. Luego, procede a firmar el pacto.

Pacto de fortuna

Salir de una crisis económica puede ser posible antes de lo que esperas si logras pactar con el diablo. Una vez haber iniciado el camino del satanismo, lograr que el diablo te saque de la pobreza, será un hecho.

Busca cuatro velas negras, colócalas en el piso ubicando los cuatro puntos cardinales. Enciéndelas y pronuncia: “Señor del mal, a ti acudo. Toma lo poco de mis finanzas y con tu fuerza multiplícala. Con tu poder mueve las piezas que obstaculizan mi crecimiento económico y el de mi familia. Rey del Abismo, este es mi pacto contigo”.
Firma el pacto y luego apaga una a una las velas, iniciando por la que está al norte.

Pactar con el diablo no es nada nuevo.

pactos satánicos

Las primeras negociaciones con el Rey del Abismo se iniciaron en el siglo VI. Para algunos, los pactos satánicos te llevan al mal, pero para otros, aliarse con el diablo es algo positivo.
Enfócate en lo que crees, y conéctate con la fuerza de las tinieblas. El poder de Satanás te ayudará a obtener grandes cosas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *