Jabón rey para limpiar malas energías

En la búsqueda de hacer sentir cómodas a las amas (os) de casas, las mentes brillantes proporcionan sus conocimientos y creatividad. Así pues, la creación de los distintos jabones para el lavado de la ropa. Es por ello, la innovación en el mercado del jabón rey para limpiar malas energías. Donde el objetivo principal, es cautivar a los hombres o mujeres con la composición del jabón, aroma, colores, formas y por supuesto la calidad a la hora de lavar.

Indispensable para el hogar

Jabón rey para limpiar malas energías

Imagen proporcionada por: pixabay.com

En este sentido, el jabón rey llegó  a ser una de las cosas indispensables en la lista de compras del hogar. En un principio, estuvo en el top de los jabones esenciales del hogar. Aunque se convirtió en un producto con bastante adquisición, su aroma o forma no eran de gran diferencia en comparación a otros productos. De hecho, la utilidad del mismo no sólo se basó en lavado de ropa, también para limpiar las malas energías.

En la actualidad, la demanda del jabón rey ha decaído por el avance de nuevos productos en este ámbito. Sin embargo, los creadores del jabón rey no han dejado de ingeniar y cambiar el proceso e ingredientes en él. Además, sigue siendo buscado por la comunidad espiritual y creyente de la purificación, debido a las consideraciones con respecto al jabón rey para limpiar malas energías.

Historia del jabón rey para limpiar malas energías

Sobre el asunto, surge aproximadamente hace 50 años y se le reconoce como rey, por la preferencia en las amas de casas. De acuerdo a la historia, todo comienza en, Bogotá-Colombia, donde una empresa llamada “Dersa” influye en el mercado del jabón. Específicamente en el año 1964, “Dersa” empieza a distribuir el famoso producto como barras para lavar. A diferencia de otros lemas, en busca de comercializar algún producto eficazmente e ilusionar al cliente. La publicidad de este,si cumplía con las características presentadas. Si bien es cierto, la empresa lo proporcionó como; un producto capaz de realizar una limpieza profunda y emitir varias lavadas.

En este sentido, el proceso del jabón rey para limpiar malas energías es adoptado por personas creyentes de los rituales. Con mayor frecuencia, en las épocas del año donde ocurren eventos positivos y la energía está a flor de piel. Tal como el ambiente que experimentamos en navidad ¡explosivo! Con una vibra llena de felicidad. En otras palabras, captar toda esa energía, la cual fluirá en el próximo año con prosperidad.

Rituales para limpiar malas energías

 jabón rey para limpiar malas energías

Imagen proporcionada por: pixabay.com

A continuación se presenta un ritual con el jabón rey, con el objetivo de ayudar a incrementar las vibras. Primero tendrás que buscar los siguientes ingredientes:
Inicio de lista.

  • Jabón rey para limpiar malas energías
  • Agua
  • Una toalla limpia
  • Cierre de lista
  • En primer lugar, barre tu casa hasta los rincones o sótanos, no obvies ningún sitio. Ten presente que las energías negativas pueden llegar a estar esparcidas por toda la casa. Seguidamente, busca un tobo e incorpórale el jabón rey con una cierta cantidad de agua y espera a que el mismo se disuelva. Luego busca una toalla limpia y lava todo el piso del hogar. Con la finalidad de atraer energías positivas, no es recomendable el uso del trapeador o coleto del hogar.

En todo caso, si el tiempo no te alcanza ¡No te preocupes! Dedícate a un baño los días martes y viernes. Se sugiere, esparcirse el jabón rey por todo el cuerpo y luego enjuagar. Al mismo tiempo, estarás limpiando todas las malas vibras retenidas en el día.

En todo caso, intenta realizar los dos rituales por semana y comparte el proceso con los familiares o amigos que vivan contigo. De tal manera, la energía recibida en el transcurso de este proceso, rodeará a los seres que estén a tu lado.

Creado por: hechizos-amarres - 19th julio, 2018
Modificado el 14th julio, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *