Hadas reales

Consideradas personajes míticos o fantásticos, las reconocemos por las representaciones en algunas películas animadas. Sin embargo, compartiendo el pensamiento de Shakespeare, es posible que en la tierra existan más cosas percibidas por la imaginación. De tal forma, podemos preguntarnos ¿son las hadas reales? A continuación lo descubriremos.

 ¿Qué son las hadas?

Hadas reales

Imagen proporcionada por: en.wikipedia.org

Las hadas son seres diminutos y fantásticos, habitualmente representadas por bellas mujeres y con hermosas alas. Generalmente, poseen algún tipo de destreza o talento que las hace más especiales aún. Tienen conocimientos sobre plantas y piedras con las que realizan hechizos y conjuros para el bien o el mal.

Se dice que, son vigilantes de la naturaleza y pertenecen al mismo mundo de los gnomos, sirenas y gigantes. Por lo tanto, viven en las cercanías de los ríos o lagos, en bosques encantados, árboles, fuentes mágicas y castillos. Se trasladan de un lugar a otro utilizando sus alas, aunque algunas, con su magia no las necesitan.

¿Cuál es el origen de las hadas reales?

Existen muchas versiones sobre el origen de las hadas reales, las cuales te describiremos aquí. La primera se remonta a la época de la primera mujer, Eva; la cual se encontraba bañando a sus hijos en un río, al escuchar hablar a Dios, escondió a los hijos que aún no había bañando. Él le preguntó si estaban todos sus hijos con ella, y ella mintió y dijo que sí.

Sin embargo, es imposible ocultar algo a los ojos de Dios. Por lo que él le dijo que aquellos que había escondido, quedarían invisibles para el hombre. Convirtiéndose posteriormente estos niños, en lo que hoy conocemos como elfos y hadas.

Otra historia cuenta sobre una vez que del cielo cayeron ángeles, unos hacia la tierra y otros hacia el mar. Los que fueron al mar se convirtieron en sirenas, mientras que los que cayeron en tierra, se transformaron en hadas. Al principio, la relación con los humanos era armoniosa, sin embargo, estos últimos notaron la magia de las hadas; quisieron aprovecharse de este poder para cambiar sus vidas, muchos haciendo el bien y otros el mal.

Así, muchas criaturas se vieron amenazadas cuando los humanos las atacaron para obligarlas a cumplir sus deseos. Muchas fueron asesinadas, mientras que las sobrevivientes escaparon hacia los bosques y se ocultaron por siempre. No obstante, en alguna que otra ocasión, estas hadas reales se dejan ver por humanos de buen corazón.

 ¿Dónde se encuentran las hadas reales?

Las hadas normalmente se dejan ver solo por aquellas personas que tengan un corazón puro e inocente. Aquel que esté libre de malas intenciones y que no puedan dañarlas. Por lo tanto, usualmente, solo son los niños quienes las encuentran.

La ubicación de las hadas ha variado con el paso del tiempo. Sin embargo, se cree que la mayor concentración se localiza en pueblos rurales de países de Europa. Y es que son en estos países donde se conservan la mayor cantidad de historias, creencias y tradiciones sobre estas criaturas.

Tal es el caso de los famosos monumentos Henge y Stonhenge en Inglaterra y Gran Bretaña. A estos, se les conocía antiguamente como piedra de las hadas. Igualmente, en algunas colinas entre Oxford y Bringthon, se observan grabados con siluetas de caballos. Asimismo, están los famosos círculos de los campos de trigo, de los que se tienen muchas teorías. Una de ellas, es que fueron creados a partir de los bailes que realizaban las hadas durante la noche.

 Contacta con las hadas

Hadas reales

Imagen proporcionada por: pixabay.com

Debes saber que, pese a ser criaturas imperceptibles para los humanos, algunas veces es posible contactarlas. Lo principal es que tus intenciones sean buenas y puras, sin ningún tipo de maldad para con las hadas reales. Finalmente, para atraerlas, necesitas elementos que sean sus tentaciones, como flores de Prímula, el jengibre, la cebada y el tomillo.

Creado por: hechizos-amarres - 22nd julio, 2018
Modificado el 14th julio, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *